Un puesto “ad hoc” para una conocida

El alcalde que prometía austeridad, buen gobierno y acabar con el enchufismo, no tuvo mejor idea que crear un nuevo puesto directivo: el de Subdirector del Real Alcázar de Sevilla.

¿Y a quién nombra responsable de este puesto? Pues a Pilar Luengo, esposa de un socio del bufete de abogados Garrigues, bufete que ha conseguido nuevos contratos con el Ayuntamiento, que donó 15.000 euros para la Copa Davis o que colocó al hijo del alcalde con un sueldo de 28.000 euros anuales.

Fuente: ‘Casualidades’ entre el alcalde de Sevilla y el despacho Garrigues

Posted in Promesas and tagged , .