De criticar los reconocimientos de crédito a usarlos de forma compulsiva

reconocimiento-creditoSi algo juraba y prometía, solemne de toda solemnidad, el Partido Popular cuando estaba en la oposición, es que llevar a un pleno del ayuntamiento un reconocimiento de crédito sería algo tan excepcional que prácticamente no lo harían nunca.

Como en todo el mandato que llevamos transcurrido, el Sr. Zoido no ha hecho otra cosa que mentir, y, en esto no iba a ser menos, no ha parado de llevar reconocimientos de crédito a todos los plenos municipales.

Decía el PP por entonces, que un reconocimiento de crédito significaba el fracaso de la planificación presupuestaria puesto que esta figura, de uso excepcional, es para cuando se necesita transferir de una partida asignada a una delegación municipal para ingresárselo a otra. Es una práctica legal, pero que se supone que un gobierno la debe utilizar escasamente y, llegado el caso, se entiende más al final del año, que es cuando el presupuesto puede presentar desviaciones imprevistas. Pero es que aquí, hablamos del alcalde. Un político mentiroso compulsivo, que se ha puesto las normas por montera con sus veinte concejales y, ya en el pleno de abril, apenas a dos meses de aprobado el presupuesto, dejamos constancia aquí de los numerosos reconocimientos de crédito. Orden del Día: http://bit.ly/1hpnIPP

Caos en el Ayuntamiento a costa de las viviendas sociales

Pese a que el PP argumenta que la eliminación de OTAINSA es para mejorar la eficacia del Ayuntamiento, la verdad es que en la actualidad el caos es notorio: ni Emvisesa ni Asuntos Sociales reconocen tener competencias sobre las viviendas sociales.

Los demandantes de un piso social no saben a dónde acudir y con razón. Emvisesa asegura que «actualmente carece de competencias», mientras que los servicios sociales del Consistorio también apuntan que tampoco tiene «competencias en materia de gestión de viviendas y otros inmuebles con algún régimen de protección de promoción pública». Es más, Asuntos Sociales añade que «estas competencias corresponden a Emvisesa».

Zoido se agarra al baremo social que ni él mismo aplica

El alcalde se ha agarrado al cumplimiento del “baremo social” para rechazar el realojo de las familias de la Corrala Utopía.

El gobierno de Zoido aprobó el 8 de febrero de 2013 “el baremo para la adjudicación de viviendas a familias en proceso de intervención social”, de esta lista quedan excepcionados los casos de realojo… como es el caso de la Corrala Utopía, a las que no se les quiere adjudicar ninguna vivienda sino realojarlas temporalmente.

Es decir, el propio Zoido no aplica el baremo social para el caso de los realojos.

wpid-screenshot_2014-04-17-19-53-22-1